Blog

You are welcome! El Plan de Acogida en la Empresa

En el post de hoy quiero hablar sobre un tema que a veces no se tiene muy en cuenta e incluso pasa desapercibido en algunas empresas, siendo sin embargo muy importante: ¿qué pasa una vez que se incorpora una persona a un nuevo puesto de trabajo? ¿Es necesario darle oficialmente la “bienvenida”? Y en ese caso, ¿qué puntos se han de tener en cuenta?

Yes!! 😉 Todas estas preguntas serán respondidas en esta entrada. Así que… ¡te invito a seguir leyendo!

Una vez finalizado el proceso de selección de personal, se procede a la incorporación a la empresa de la persona elegida. Sin duda los primeros días en una empresa dejan huella en las personas, se trata de un momento de ilusión, pero también de incertidumbre. Por ello es relevante tener previsto un Plan de Acogida.

 

Un buen plan de acogida debe conseguir la socialización, integración y bienestar en la compañía de la nueva incorporación. Para ello no basta con darle a esta persona un manual de bienvenida para que se lo lea… ejem, ejem…, también habrá que desarrollar un protocolo: presentarle a sus compañeros/as, transmitirle la cultura y los valores de la empresa, etc., en conclusión, conseguir que tenga un buen recuerdo de su inicio en la compañía.

El objetivo del Plan de Acogida es acompañar al profesional en su proceso de integración, ayudándolo a conocer su departamento y su rol dentro de la empresa y a entender los procesos y rutinas de trabajo.

Normalmente, el Plan de Acogida es diseñado por la persona responsable de Recursos Humanos, y deben de adaptarse a la realidad de cada organización. Requiere de un proceso de planificación previo y de mejoras continuas, para que siempre esté actualizado.

 

Algunos de los elementos fundamentales que han de aparecer en el mismo son:

 

  • Bienvenida a la organización: esta fase debe incluir una formación amplia sobre la empresa, sus actividades, los lugares donde está presente y se debe resolver cualquier duda general que tenga el nuevo empleado. Se debe hacer, además, entrega del manual de bienvenida, el cual contiene información básica y práctica de la empresa, de los procedimientos más comunes y de los servicios que ofrece.

 

  • Acogida en su departamento: en esta etapa interviene su responsable directo, quien se encargará de presentarle a sus compañeros/as, así como de explicarle cuál será su lugar de trabajo, las herramientas que debe utilizar y qué se espera de él, así como los plazos en los que tiene realizar sus funciones. Lo ideal es que toda la organización sepa que hay una persona nueva y que conozcan su perfil profesional, por ejemplo, anunciándolo en la intranet con una breve descripción y su foto.

 

  • Formación específica: es recomendable que se planifiquen algunas sesiones de formación, que se adaptará según el puesto a cubrir. Generalmente, se suele hacer una parte general y común a todos los trabajadores, y después otra específica para el puesto.

 

  • Evaluación y seguimiento: entre los 30-60 días después de que finalice el periodo de formación, se recomienda hacer un seguimiento del empleado. La evaluación es muy valiosa, puesto que permite identificar las dificultades con las que se encuentra y mejorar el Plan de Acogida futuro.

 

En definitiva, el plan de acogida facilita a la empresa que el proceso de integración sea rápido y eficiente. Además, ayuda a potenciar la imagen de marca, favoreciendo que las nuevas incorporaciones tengan una buena impresión desde el primer día.

 

 

Hasta aquí la entrada de hoy 🙂

¡¡Mil gracias por leerme & Feliz Semana!!

“Para poder seguir
tengo que empezar
todo de nuevo”.
León Gieco

 

Sorry, the comment form is closed at this time.